Regional

Corte de Apelaciones de Puerto Montt recibió más de un centenar de visitantes en el Día del Patrimonio

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Más de un centenar de personas visitó la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, en el marco de la participación del Poder Judicial en el Día del Patrimonio Cultural a lo largo del país.

El juez de Familia de Ancud Rolando Díaz, quien se desempeña actualmente como relator interino del tribunal de alzada, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes al programa de actividades que se desarrolló pese a la incesante lluvia, que no logró opacar la jornada.

"La única forma de que la gente nos conozca es poder abrir las puertas, así formamos lazos con la comunidad, de la cual somos parte. El trabajo que desarrollamos es importante y también lo es que las personas conozcan cómo lo hacemos y que de verdad lo hacemos con preocupación, con dedicación", destacó.

Las actividades convocaron a decenas de familias, quienes disfrutaron de una función de títeres sobre los derechos de los niños, niñas y adolescentes, preparada por relatores y funcionarios de la Corte; la presentación del Conjunto Folclórico "Tempestad" del Poder Judicial, y una exhibición de los canes labradores "Charlotte" y Mateo" de la Brigada Antinarcóticos de la PDI.

Además, el público pudo apreciar una exposición de libros se sentencias y avenimientos fechados entre 1929 y 1949; mientras los niños se mostraron muy interesados en las máquinas de escribir.

Las familias tuvieron también la oportunidad de recorrer las dependencias guiadas por los funcionarios, donde lo más llamativo resultó, como todos los años, la sala de alegatos "Manuel Agustín Barría Subiabre" y la presidencia.

"Me encantó, muy lindo y entretenido. Lo que más me gustó fueron los perritos", señaló Josefa Mancilla de 4 años.

Dominique Vergeynst, en tanto, quien viajó desde Puerto Varas para visitar la Corte junto su hijo de 8 años, manifestó que "fue muy interesante, lo pasamos muy bien y fue divertido. El concierto no lo esperaba y lo de los perros también fue muy interesante, ya que los oficiales tuvieron paciencia para contestar todas las preguntas de los niños. Valió la pena venir".

El público asistente a la cuarta versión del Día del Patrimonio en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, recibió como recuerdo de su visita un certificado por participación, globos, remolinos y golosinas.