• 24 de Abril

Sugeridos:

Desocupación en la Región de Los Lagos fue de 3,6% en trimestre octubre-diciembre de 2022

La tasa de desocupación regional durante el trimestre octubre - diciembre de 2022 fue 3,6%, registrando un aumento de 0,1 puntos porcentuales (pp.) respecto a igual período del año anterior


De acuerdo con la información recogida por la Encuesta Nacional de Empleo (ENE), que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), los ocupados regionales tuvieron un crecimiento de 2,6% en doce meses (igual a 8.604 ocupados adicionales), destacando la incidencia positiva de asalariados informales (17,2%) y personal de servicio doméstico (29,1%). Según sector económico, el alza de la población ocupada fue incidida principalmente por hogares como empleadores (67,1%), enseñanza (21,3%) e industria manufacturera (9,0%).

El Seremi del Trabajo y Previsión Social, Ángel Cabrera, informó que "… continuamos sumando esfuerzos, impulsado el trabajo con las OMIl de toda la región, que, por cierto, recientemente firmamos un convenio con la municipalidad de Quemchi y hemos organizado ferias laborales en las distintas comunas con Sence. Además, estamos trabajando, por instrucción de nuestro Presidente Gabriel Boric y de nuestra Ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, en promover la formalidad a través del IFE Laboral, que estará activo durante todo el año 2023 junto al Subsidio Protege. Estos datos nos movilizan con más fuerza y esperamos que las cifras en materia de empleabilidad continúen mejorando”.

Por su parte, el Seremi de Economía, Fomento y Turismo, Luis Cárdenas señaló “los ocupados en nuestra región aumentaron en un 2,6% en los últimos 12 meses equivalente a 8 mil 604 personas, aquí podemos observar un alza constante lo que refleja una progresiva recuperación del empleo en nuestra región. Al revisar la tasa de informalidad vemos que la ocupación informal es de un 29%,  ésta se mantiene bastante estable respecto de los periodos anteriores y aquí quiero destacar el compromiso de nuestro presidente Gabriel Boric en la agenda que recién hemos lanzado denominada Agenda de productividad donde buscamos abordar la informalidad laboral en todas sus dimensiones y de esta manera poder avanzar en los rediseños necesarios para poder abordar de buena manera una problemática tan importante como lo es informalidad en nuestros país".

Por sexo, la estimación de las personas ocupadas aumentó 2,6%, incidida únicamente por las mujeres (11,0%), mientras que los hombres variaron en -2,5%. Por tramo etario, el segmento 15 a 34 años (9,4%) fue la principal incidencia positiva en el alza de la población ocupada regional.

Por grupo ocupacional, el aumento de la población ocupada (2,6%) fue incidida principalmente por ocupaciones elementales (17,5%), técnicos y profesionales de nivel medio (16,7%) y personal de apoyo administrativo (5,7%).

Por su parte, el alza de la tasa de desocupación regional fue producto del incremento de la fuerza de trabajo (2,8%) en mayor proporción que el incremento de las personas ocupadas (2,6%). Por su parte, los desocupados aumentaron 7,2%.

La tasa de desocupación masculina se situó en 3,4% disminuyendo en 0,2 pp. en doce meses, debido a la disminución de la fuerza de trabajo (-2,6%) en mayor proporción del decrecimiento de los hombres ocupados (-2,5%), mientras que la tasa de desocupación femenina alcanzó 3,9% incrementándose en 0,5 pp. en un año, producto del ascenso (11,6%) de la fuerza de trabajo femenina en mayor proporción que el aumento de las mujeres ocupadas (11,0%).

Los ocupados informales aumentaron 7,9%, incididos principalmente por las mujeres (22,1%) y en
menor medida por los hombres (0,5%). En tanto, la tasa de ocupación informal se situó en 29,0%, con un aumento anual de 1,4 pp.

La población fuera de la fuerza de trabajo disminuyó 0,6% en doce meses (2.279 personas menos), determinado por la incidencia de las mujeres (-4,8%), mientras que los hombres incidieron positivamente (6,2%). Por su parte, los inactivos potencialmente activos aumentaron (11,0%).

La tasa combinada de desocupación y tiempo parcial involuntario se situó en 7,3% creciendo 0,8 pp. en doce meses, mientras que la tasa combinada de desocupación y fuerza de trabajo potencial fue de 23,4% con un incremento de 1,5 pp. en doce meses.