Regional

Más del 25% de los trabajadores de la región lo hacen por cuenta propia

El Heraldo Austral

El análisis realizado por el Observatorio Laboral Los Lagos permite caracterizar este sector del empleo, uno de los más vulnerables ante la crisis económica que enfrenta el país por la pandemia.

Un 25,9% de los trabajadores en la Región de Los Lagos, es decir 144.419 lo hacen por cuenta propia en diversos rubros, principalmente silvoagropecuario y pesca en un 25,8% y en el sector comercio con un 25,2% que ocupan la mayor parte de los tipos de empleos. Otro 31,5% se desempeñan en los sectores construcción, industria manufacturera y transporte y almacenamiento.

Se trata de trabajadores definidos por la Organización Internacional del Trabajo OIT como aquellos que no cuentan con personal contratado de manera continua, y a veces se asocian con otras personas para desarrollar su empleo independiente.

El análisis lo realizó el Observatorio Laboral de la Región de Los Lagos (OBL), iniciativa del Sence que ejecuta la Universidad de Los Lagos, a partir de las bases de datos de la Encuesta Nacional de Empleo (ENE) de 2019 y Encuesta Casen 2017. “Nuestro propósito es contribuir con antecedentes específicos acerca de un conjunto de trabajadores y trabajadoras que son precisamente uno de los/as más vulnerables en el contexto de la emergencia sanitaria actual, se debe tener conciencia que representan parte importante de la ocupación, 1 de cada 4 trabajadores y trabajadoras de la región se encuentra en este grupo” planteó Luz Ferrada Directora del Observatorio.

Entre un largo listado, los cuenta propia se desempeñan como vendedores/as (entre estos los ambulantes), comerciantes, transportistas, personas que elaboran productos como comida, artesanías, etc.

Según lo explicó el analista del OBL, ingeniero comercial Patricio Acevedo, del total de los trabajadores por cuenta propia el 58,2% son jefes de hogar, de ellos 50.503 son hombres y 16.054 son mujeres, es decir, de cada 4 jefes de hogar 3 son hombres y uno es mujer. Otro dato muy relevante que demuestra este análisis es que del grupo de los trabajadores por cuenta propia la mayor parte tiene entre 30 y 59 años de edad, sin embargo, un 13,6% son adultos mayores de 65 año o más.

Los datos que entregan los analistas del OBL además demuestran cómo el nivel de escolaridad se relaciona estrechamente con el tipo de ingreso económico que tienen. Solo el 11,9% de los trabajadores por cuenta propia han alcanzado a completar estudios técnicos o superiores, además más de la mitad (55,6%) tienen enseñanza media incompleta o menos. En promedio la escolaridad alcanzada es de 9,8 años.

De acuerdo a lo indicado por el académico de la ULagos, profesional del OBL, Claudio Mancilla, el ingreso total de un trabajador por cuenta propia es un 42,7% menor que el de un asalariado/a, $336.090 versus $586.364. Además, explica que este tipo de trabajadores que lo hacen de manera informal generan ingresos en promedio un 63% inferior a uno que trabaja de manera formal, $233.529 versus $632.888.

“El actual momento va a afectar negativamente y transversalmente a parte importante de la población (trabajadores/as y empleadores/as), pero los y las cuenta propia son particularmente vulnerables, y en especial los que trabajan de manera informal, ya que generalmente no tienen acceso a prestaciones como seguro de desempleo, sus ingresos son más bajos y además suelen ser variables; además, casi dos tercios de los cuenta propia son jefes de hogar en la región”, añadió la directora del OBL, Luz Ferrada.