Regional

Ministra Teresa Mora Torres deja el Poder Judicial tras 46 años de labor

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Ministros, abogados integrantes, relatores y funcionarios de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt brindaron el pasado miércoles una emotiva despedida a la ministra Teresa Inés Mora Torres, quien dejará el Poder Judicial al cumplir la edad legal para ejercer el cargo.

En su último día en la Corte, después de 46 años de labor judicial, la ministra Mora integró la Primera Sala del tribunal de alzada, presidida por el ministro Jaime Vicente Meza Sáez y conformada además por la ministra Ivonne Avendaño Gómez. 

Al término de su jornada, todo el personal ingresó a la Sala de Alegatos para manifestarle su afecto y agradecimiento.

En al acto, además, recibió el saludo a distancia del ministro de la Corte Suprema Lamberto Cisternas y del ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago Hernán Crisosto.

"Son sentimientos encontrados, me da pena irme. Este tribunal me albergó, fue mi casa, aquí trabajé durante 39 años, lo que no es menor, más de la mitad de mi vida como profesional, pero me voy contenta porque creo que he cumplido, creo que hice mi trabajo como corresponde; pero eso no significa que no tenga sentimientos encontrados, porque es un trabajo que me gustaba mucho, que lo hice con mucha dedicación y pasión. Así que es difícil irse, pero me voy contenta", expresó la ministra Mora.

"Sin embargo -agregó-, también me voy con una tristeza enorme, porque luché infatigablemente y llegué hasta el Parlamento, y no logré la creación de la segunda sala que esta Corte requiere. Recordemos que hace 44 años esta Corte se creó con cuatro ministros, un fiscal, un secretario, un relator y ocho funcionarios, y en la actualidad siguen siendo cuatro ministros y un fiscal, cuatro relatores y 48 funcionarios. Todo eso nos da la idea del aumento de trabajo que existe en esta Corte. Sin embargo, no hay una segunda sala y como ya lo he dicho, es un problema de falta de voluntad política".

Posteriormente, el Conjunto Folclórico "Tempestad" del Poder Judicial le brindó un esquinazo y luego la ministra Mora se retiró muy emocionada y entre aplausos del tribunal, que fue su casa durante 39 años. 

 

Trayectoria

La ministra Teresa Mora Torres estudió Derecho en la Universidad de Concepción y obtuvo su título de abogado el 23 de agosto de 1971. Posteriormente, estudió un magíster en derecho constitucional en instituciones públicas en la Universidad Diego Portales.

Ingresó al Poder Judicial el 29 de noviembre de 1971, como secretaria del Primer Juzgado del Crimen de Puerto Montt.

En abril de 1974 asumió como jueza del Juzgado de Letras de Mulchén, convirtiéndose en la magistrada más joven de país con solo 30 años de edad.

En junio del mismo año regresó a Puerto Montt como secretaria del Segundo Juzgado del Crimen de esta ciudad.

El 26 de octubre de 1979 asumió como secretaria de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt. Trece años después, el 29 de enero de 1993, asumió como ministra de este tribunal de alzada; cargo que ha desempeñado durante 25 años, ejerciendo como presidenta titular durante cinco períodos: en 2001, 2005, 2009, 2013 y 2016.

Durante sus 46 años en el Poder Judicial la ministra Teresa Mora Torres fue protagonista de los grandes cambios institucionales que se han llevado a cabo durante estos años, como las reformas procesal penal, de familia y laboral; la modernización de los procesos judiciales con la implementación de nuevas tecnologías; el gran impulso que le correspondió encabezar en esta jurisdicción durante su última presidencia con la entrada en vigencia de la ley de tramitación electrónica y la cada vez más relevante y necesaria vinculación con la comunidad, para garantizar el acceso a la justicia de toda la ciudadanía, especialmente de los grupos más vulnerables.

De manera paralela, la ministra Mora compatibilizó su quehacer jurisdiccional con sus roles de presidenta del Tribunal Electoral de la Región de Los Lagos y académica de la cátedra de derecho constitucional, en la sede de la Universidad Santo Tomás en esta ciudad, donde continuará con su labor docente.