Local

MOP decreta escasez hídrica para 3 provincias de la Región de Los Lagos

El Heraldo Austral
Foto: @juanbilliard

El Ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, firmó un nuevo decreto de escasez hídrica para las provincias de Osorno, Llanquihue y Chiloé de la Región de Los Lagos,  una vez que se verificaran los criterios técnicos definidos por la Dirección General de Aguas (DGA).

Se trata de la segunda declaración de escasez hídrica que se aplica en la Región de Los Lagos, que fue el Decreto N° 84 del 1 de agosto de 2017 para las comunas de Quemchi y Quellón de la Provincia de Chiloé, que caducó el 1 de febrero de 2018.

Al 6 de abril de 2021 son 104 comunas entre las regiones de Atacama y Metropolitana, además de estas tres provincias de la Región de Los Lagos, las que se encuentran bajo uno de los 16 decretos de escasez hídrica que buscan beneficiar especialmente a 778.495 personas que viven en zonas rurales, que se emiten siempre y cuando los correspondientes informes de condiciones de condiciones hidrometeorológicas de la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas (MOP) indiquen que se cumplen los requisitos técnicos.

“Para declarar escasez hídrica se consideran los resultados del Informe de Condiciones Hidrometeorológicas de la División de Hidrología de la DGA-MOP, que determina una condición de sequía si en cada territorio se sobrepasa al menos el límite definido en uno de los indicadores de caudal, precipitaciones y aguas subterráneas”, señala el Director General de Aguas, Oscar Cristi.

En los análisis de la DGA, se consideran los caudales medios mensuales acumulados de los últimos tres meses y se calcula el Índice de Caudales Estandarizados (ICE), que para debe ser igual o menor a -0,84 para que haya condición de sequía, entre las regiones de Atacama y Los Lagos.

También se realiza un estudio pluviométrico, que se construye comparando los valores actuales con los mensuales acumulados a contar de abril –que incluya el período comprendido entre ese mes y agosto- y los totales anuales de los últimos 30 años, con los cuales se obtiene el Índice de Precipitaciones Estandarizados (IPE), que exige el mismo rango para la zona ya mencionada.

Los decretos de escasez hídrica entregan varias herramientas a la autoridad para disminuir los efectos ocasionados por la sequía, especialmente en los sectores rurales y tienen una vigencia de seis meses y no se renuevan, ya que fueron pensados en un contexto en que la sequía era una situación particular y no estructural.

“La declaración de escasez hídrica permite la entrega de recursos de emergencias para quienes viven en zonas rurales, como el abastecimiento con camiones aljibes. Estos son contratados por las comunas y financiados por el gobierno regional, una vez que ha sido autorizado por el Ministerio del Interior si se cumplen los siguientes requisitos: Declaración de zona de escasez hídrica  a través del Ministerio de Obras Públicas; Declaración de emergencia agrícola como consecuencia del déficit hídrico a través del Ministerio de Agricultura; Declaración de zona de catástrofe, que lo realiza el Ministerio del Interior y Seguridad Pública; e informe que acredite la falta de recursos en un sector o sistema de Agua Potable Rural producto del déficit de precipitaciones, que lo realiza la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP”, explicó el seremi de Obras Públicas de la Región de Los Lagos, James Fry.

“Las declaraciones de escasez hídrica, además, abren la puerta para la aprobación de decretos de emergencia MOP que tramita la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) por solicitud de las comunas afectadas para entregar soluciones en el corto plazo que incluye el  mejoramiento de sistemas de agua potable rural (APR) y desarrollar obras por trámite directo sin licitaciones”, recalcó el secretario regional ministerial.