Regional

Parque Nacional Hornopirén cumple 33 años protegiendo especies como alerces, cóndores y güiñas

El Heraldo Austral

El Parque Nacional Hornopirén celebra esta semana 33 años, creado oficialmente en octubre de 1988. Ubicado en Hualaihué, cercano a Hornopirén y a Cochamó, esta área silvestre protege más de 48 mil hectáreas. Su nombre significa “Horno de Nieve” en mapudungún y forma parte de la Reserva Mundial de la Biósfera de los Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, resguardando casi nueve mil hectáreas de alerces, coigüe de Magallanes y lengas, vigilados por el volcán Hornopirén.

Este parque nacional hoy se encuentra en pleno proceso de actualización de su plan de manejo, instrumento de gestión ambiental que permite estructurar cómo se realizan distintas actividades de manera concertada, con el fin de alcanzar los objetivos de conservación de diversidad biológica, protección de caudales de aguas, uso de suelos, belleza natural, protección de especies, vínculo con la comunidad, educación ambiental, entre otros objetivos.

Además de sus bosques, este parque nacional está formado por zonas rocosas, nieves, lagos, lagunas y ventisqueros. “Es muy importante planificar adecuadamente la visita al Parque Nacional Hornopirén y considerar el tiempo suficiente para recorrerlo, debido al acceso, y también las exigencias que plantea el clima, pudiendo haber nieve o hielo en sectores del parque”, explica el director regional de CONAF en Los Lagos, Jorge Aichele. Y es que el recorrido por los diferentes senderos exige, por su cercanía a los glaciares y su clima riguroso, llevar ropa adecuada para las condiciones existentes como barro, lluvia, hielo, nieve y temperaturas bajo cero en la noche.

Una alternativa de mayor accesibilidad para visitar el parque es ingresar al Salto del Río Blanco, sendero de baja dificultad que puede ser realizado en familia y en menor tiempo. El Parque Nacional Hornopirén es hábitat de cerca de 25 especies de mamíferos, entre ellos, el puma, la güiña, el quique, el zorro chilla, el coipo y el pudú. Entre las aves se puede encontrar en el área más de 100 especies, entre ellas, el quetru volador, el cóndor y el carpintero negro.

Junto con conmemorar el aniversario de Hornopirén, el Departamento de Áreas Silvestres Protegidas en la Región de Los Lagos recuerda a sus visitantes que la invitación es a reconectar con la vida silvestre, observando y escuchando el bosque, la Cordillera o la costa; y que una adecuada cultura del visitante implica planificar el horario de ingreso e informarse sobre los sectores a visitar con los guardaparques o en los centros de información de cada unidad para considerar los tiempos de recorrido y dificultad de cada sendero. También se solicita a los visitantes no dejar huella, llevando la basura consigo después de la y se recuerda que no está permitido ingresar con mascotas a las áreas silvestres protegidas debido al impacto que tiene en la fauna local.