Regional

Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Puerto Montt celebró su quinto año de funcionamiento

El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral El Heraldo Austral

Con un acto de conmemoración se celebró el 5° año de creación del Servicio de Cuidados Intensivos en Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Puerto Montt (HPM), instancia donde pacientes y sus familias compartieron con los funcionarios y especialistas de la unidad.
 
La actividad incluyó la interpretación de música a cargo de estudiantes secundarios, quienes acompañaron a los asistentes constituidos principalmente por pacientes, sus familiares, amigos y usuarios del hospital.
 
El servicio es el único existente entre Temuco y Punta Arenas, y cuya existencia ha pretendido dar respuesta a la necesidad de atención de los pacientes más complejos en psiquiatría infanto-juvenil.
 
Al cumplir cinco años de funcionamiento, múltiples han sido los esfuerzos por construir y mantener un servicio que permite brindar una atención biopsicosocial y ocupacional para la comunidad. Esto ya que antes de la creación de este servicio especializado no existían camas para niños y adolescentes con problemas psiquiátricos en la región. Al día de hoy el servicio superó los más de 400 niños, niñas y adolescentes atendidos.
 
El Dr. Ricardo Fuentealba, jefe de Psiquiatría Infanto-Juvenil del HPM, comentó que, “el grado de ocupación de camas ha sido creciente a lo largo de estos años y estamos en ese momento hoy, donde tenemos mucha presión. Yo atribuyo a eso, en gran parte, a que hemos tenido buenos resultados con los pacientes. Entonces, nos están llegando muchos pacientes de fuera de Puerto Montt. Tenemos una lista de espera incluso de pacientes de Valdivia (Región de Los Ríos), de Osorno, de Coyhaique (Región de Aysén), Castro, etcétera”.
 
“Generalmente, en esos servicios no se dispone de camas psiquiátricas infanto-juveniles, y esa es la principal motivación. Pero a nosotros la gente nos dice que han tenido buenos resultados los pacientes que han estado acá y por eso han insistido en enviarnos pacientes, teniendo otras alternativas como Concepción en el Hospital Penco Lirquén, entonces vienen acá”, sostuvo el Dr. Fueltealba, agregando que la preferencia los llena de satisfacción.
 
En tanto, la Dra. Marcela González, del Centro de Responsabilidad Materno-Infantil del HPM, destacó que “el área de salud metal está incluida desde hace varios años dentro de las especialidades que deben tener todos los hospitales. Y esto releva lo que antes era ‘el pariente pobre’, al estar invisibilizada la necesidad de salud metal para las personas y poblaciones que lo requerían”.

 “La necesidad de psiquiatría infanto-juvenil está demostrada en los distintos espacios, que son como la inversión para disminuir las encarcelaciones en tanto de adolescentes con problemas sociales, como las depresiones y suicidios a largo plazo”, concluyó la Dra. González.