Actualidad

Ultrasonido Ahuyenta a Lobos Marinos en Pruebas Preliminares Dispuestas por Subpesca

El Heraldo Austral

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) finalizó con éxito en Coquimbo las pruebas preliminares con equipos de ultrasonido para alejar a los lobos marinos de las operaciones de los pescadores artesanales en el mar.

Los ensayos se realizaron con equipos instalados en una lancha y en un bote de nueve metros. Las ondas sonoras provenientes de esos dispositivos fueron amplificadas mediante un parlante submarino. A su vez, un dron fue empleado para monitorear los resultados de las maniobras.

En los ensayos, los profesionales comprobaron que -tras hacer funcionar los equipos a unos 15 metros de distancia de los lobos marinos- los mamíferos se alejaron.

El dispositivo dispuesto en las lanchas es de fabricación nacional, mientras que el equipo para botes de nueve metros es importado. Ambos funcionan con energía eléctrica.

Estos ejercicios, implementados por una consultora, se enmarcan en el “Plan de pruebas para la disuasión del lobo marino en su interacción operacional con la pesca artesanal”. La estrategia es financiada por la Subpesca, a través del Fondo de Administración Pesquero (FAP), por un monto de $140 millones.

Ricardo Radebach, profesional del FAP, destacó que “en ambos casos se pudo verificar que, tras encender los equipos, los lobos marinos se alejaron del arte de pesca, lo que fue considerado un éxito en las primeras pruebas de campo”.

En tanto, el director ejecutivo de dicho organismo, Luis Felipe Muñoz, recalcó que “ahora se deben programar las pruebas en las tres caletas seleccionadas –Riquelme (Iquique), Pichilemu y Calbuco- donde se probarán los equipos junto con la operatividad de diferentes artes de pesca (espinel, enmalle y/o cerco)”. Se espera que las pruebas de campo definitivas comiencen a desarrollarse desde junio en Calbuco.

 

PRINCIPALES COMPLICACIONES

Los lobos marinos –protegidos por una veda y convenciones internacionales- provocan complicaciones cotidianas al rubro artesanal. Así, periódicamente se reportan situaciones en que estos mamíferos se alimentan las capturas de los pescadores, dañan sus redes e, incluso, hunden sus embarcaciones.

 

MEDIDAS Y PROPUESTAS

La aplicación de estas pruebas con dispositivos disuasivos para los lobos marinos se agrega a las medidas que está implementando Subpesca para dimensionar el problema y atenuar las complicaciones que provocan estos mamíferos.

Por ejemplo, en pleno desarrollo se encuentra un censo de estos animales, encargado a la Universidad de Valparaíso, y cuyos resultados se entregarán próximamente.

Además, Subpesca, a través del FAP, organizó un concurso para que los propios pescadores artesanales –y principales afectados por los lobos marinos- propusieran ideas destinadas a enfrentar esta problemática.

El nivel de efectividad de estos equipos será finalmente establecido, a partir de nuevos ensayos en las regiones de Tarapacá, O’Higgins y Los Lagos.