Opinión

[OPINIÓN] Covid-19: acampa libre de esta y otras enfermedades propias del verano

El Heraldo Austral

Además de este patógeno, protagonista de la pandemia, existen patologías que pueden ser contraídas en campings y espacios abiertos. Experta llama al autocuidado, sobre todo en el marco de la autorización de vacaciones en comunas sin cuarentena.

Recintos turísticos con acceso a ríos y lagunas, bosques y parques nacionales son parte de los destinos preferidos de muchas familias chilenas durante las vacaciones. Se trata de espacios para conectar con la naturaleza, relajarse, pero también para tener precaución y evitar contraer Covid-19 y otros cuadros típicos del verano y estos espacios.

El llamado es uno solo: seguir fortaleciendo el autocuidado. “Con la llegada de la pandemia se han ido estableciendo hábitos de higiene que anteriormente no estaban del todo arraigados en la población general, lo cual es óptimo ya que de esa forma podemos tener delimitada la transmisión del virus, y en el contexto de campings, de otros patógenos que pueden empañar las vacaciones”, contextualiza Karin del Campo, microbióloga y académica de la Universidad San Sebastián.

En los campings es factible contraer algunos patotipos de E. coli patógenos, Salmonella spp y Shigella sp. Estos microrganismos pueden desencadenar diarrea de diversa gravedad, fiebre, cólicos y tenesmo (contracción dolorosa a nivel abdominal), síntomas directamente relacionados con el número de bacterias ingeridas y el sistema inmunitario del paciente, puntualiza la experta.

“La falta de medidas de higiene es la principal causante de estas afecciones. No lavarse las manos correctamente después de ir al baño, el consumo de carnes o derivados animales como los huevos sin la cocción necesaria para eliminar bacterias, o de frutas y verduras contaminadas con aguas servidas mal lavadas, son parte de las prácticas que nos predisponen a contraer estas patologías”, explica Del Campo.

En el caso de los virus es un poco más complejo. Entre ellos destaca el Hanta, que se encuentra en ratones silvestres de cola larga (Oligoryzomys longicaudatus). “Este agente ingresa al organismo por diversas vías: respiratoria (inhalación de micro gotitas de los fluidos mencionados), ingestión directa, inoculación directa por perdida de barrera dérmica (heridas o mordeduras), fómites o frutas y verduras que hayan estado expuesto a estos elementos. Acá la recomendación clave es almacenar la comida en envases herméticos y evitar la cercanía con arbustos y basura”, señala.

Ya sea en camping, playa o campo, las medidas de prevención deben mantenerse intactas, sobre todo en medio de esta pandemia. “El lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de elementos de protección personal como mascarillas son esenciales para prevenir contagios. En el caso de vacacionar en recintos en donde sea escasa la disposición de baños para lavado de manos frecuente, se aconseja llevar alcohol gel o alcohol en spray en concentración 70% en formato de bolsillo para seguir manteniendo la higienización de manera permanente”, enfatiza la microbióloga.