Opinión

[OPINIÓN] "Dudas electorales" Por Pablo Hübner

El Heraldo Austral

Luego del triunfo del apruebo, el país está próximo a iniciar un proceso profundo de diálogo y debate. Este proceso coincide con la pandemia mundial, lo que ha generado cambios en el calendario electoral y también, en la manera de hacer campaña política. Falta poco más de un mes para la gran elección del 11 de abril. Son cuatro elecciones fundamentales. Se elige alcalde, concejales, gobernador regional y convencionales constituyentes.

Las últimas semanas se ha discutido la idea de separar la elección en dos días, para así evitar aglomeraciones que perjudiquen la fluidez del proceso. Más allá del precipitado debate sobre cómo se distribuye la elección y los efectos que pueda tener ampliar la duración del proceso, con uno o dos días, sea como sea, sigue siendo una elección compleja y que requiere mucha preparación.

Para el caso de la comuna de Puerto Varas, entre los candidatos para alcalde (6 candidatos), concejales (28 candidatos), gobernadores regionales (5 candidatos), y convencionales constituyentes del distrito (28 candidatos), son muchas personas. Los votantes deberían, cuando menos, conocer los nombres de todos los candidatos, sus principales ideas y perspectivas, así como también, una aproximación sobre el plan de trabajo, motivaciones y tendencias políticas. Sería una falta grave elegir a una persona sin siquiera conocer la existencia de las otras personas en competencia.

La tarea no es fácil. Retener tantos nombres y asociarlos con las ideas y sectores que cada nombre representa, cuesta. Más aún cuando en el discurso publicitario electoral todos se parecen, al menos en las buenas intenciones. Más participación, más igualdad, más justicia, más medio ambiente, más derechos. Junto a eso, todos dicen que son la persona indicada para la representación, en una relación que incorpora el mérito, la experiencia y también, la renovación, incluso, en algunos casos, desde la continuidad. Así, tanto los nuevos como los no tan nuevos, se dibujan como diferentes.

El estallido social y el desprestigio de la política en Chile ha importado este intento de ser otra cosa. Pero, todos los candidatos, o son políticos, o quieren serlo. Algunos tienen experiencia, otros no. La novedad como elemento diferencial, más allá de ser un candidato conocido o desconocido, parece ser un anhelo transversal. Quienes tienen experiencia dicen estar renovados en el abrigo de una novedosa independencia, o en su defecto, una dependencia militante diferente a la que era antes de ser diferente. Por lo general, ese discurso incorpora un sentido y conveniente mea culpa.

Para el caso de quienes no tienen experiencia política, forjan la novedad desde una juventud en el oficio político que, por tal, se declara como impoluta y preparada desde su garantía moral. ¿Nunca haber faltado es garantía de que no se faltará, o sólo de que no hay experiencia en la falta?  

La experiencia, la independencia (real o instrumental) y la militancia, intentan renovar la política. La renovación de la política se cruza con lo difícil de elegir a quien no se conoce y lo difícil que es darse a conocer. También con lo difícil que es ser diferente, siendo lo mismo, pero intentando que no se note.

Claramente no es lo mismo un concejal que un alcalde, así como no es lo mismo un gobernador regional que un convencional constituyente. No obstante, hay similitudes en relación con el valor del servicio público y la representación, que pueden hacer pensar que existen denominadores comunes, más allá de las particularidades de cada cargo. ¿Cómo elegir por quién votar? Supongo que antes de intentar decidir hay que separar la política de la publicidad, las palabras de los silencios forzados, la oportunidad de los oportunistas. Elegir a los mejores representantes es clave para el futuro del país y de Puerto Varas. Queda poco más de un mes para la gran elección. Esta no será una elección fácil.

Por Pablo Hübner