Opinión

[OPINIÓN] Postnatal Masculino: un aporte al vínculo familiar

El Heraldo Austral

Este mes se cumplen 10 años de la puesta en marcha de la Ley 20.545, más conocida como postnatal parental. Esta iniciativa se vislumbraba como una oportunidad para que además de la madre, los hombres participaran también activamente de los primeros meses de vida de los infantes.

De hecho, existen investigaciones que hablan sobre la importancia de los primeros días para la formación de vínculos, tanto para el niño como para los padres y madres, sintiéndose estas últimas más acompañadas en esta primera etapa. Esta medida sería un tímido avance hacia la nivelación de costos de contratación entre hombres y mujeres y, por ende, un pequeño pero significativo paso hacia la equidad de género.

Sin embargo, la tasa de hombres que ha tomado este beneficio en Chile no supera el 1%, desde que entró en vigencia la normativa, según las últimas cifras de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso).

Como es posible observar, la cifra es baja debido a que son muy pocos los hombres que acceden a este beneficio. Según los expertos, existen varias razones para explicar esta situación: el tope en cobertura de renta que ésta considera y el riesgo de ser percibidos como poco profesionales por parte de sus empleadores al tomarse el postnatal.

Esto nos habla de la necesidad de un cambio de mentalidad para poder avanzar hacia la corresponsabilidad, especialmente por parte de las empresas, más aún luego de los cambios y las lecciones que nos ha impuesto la pandemia a nivel laboral.

Es fundamental que el mundo privado abra la mirada con respeto hacia los colaboradores y entienda que todos tienen derecho a estar presentes en los primeros días de vida de sus hijos. Somos las empresas las que debemos flexibilizar estas oportunidades e incentivar a los trabajadores a pasar más tiempo con sus hijos.

Hace cinco años que en Natura contamos con un post natal para padres de hasta 40 días, sin tope de renta, el cual al ser política corporativa deja de lado cualquier temor al qué dirán. Actualmente, el 100% de los padres -donde me incluyo- que han recibido a un nuevo integrante en su familia han accedido al beneficio, lo cual ha redundado en un mayor compromiso de parte de ellos a su regreso.

Pese a que esta iniciativa también ha comenzado a ser replicada por otras compañías a nivel nacional, estamos muy por debajo de países como Corea del Sur y Japón que según la OCDE tienen en promedio 52 semanas de postnatal.

Iniciativas como estas aportan no sólo a la productividad, sino que también mejoran las relaciones entre la empresa y los colaboradores y por sobre todo, generan vínculo de familia que hoy es más necesario que nunca.

Gustavo Cruz de Moraes

Gerente general Natura Chile