Opinión

[OPINIÓN] Puerto Varas muestra más diversidad política tras aumento de participación electoral

El Heraldo Austral

De cara a las elecciones del 11 de abril, sobre todo la de convencionales constituyentes, es importante revisitar cómo han ido cambiando las preferencias políticas de la región. La principal variación aparece a la luz del Plebiscito del año pasado, donde la Región, aunque en menor medida que otras regiones, mayoritariamente eligió un cambio para Chile. Como ejemplo, veamos en detalle qué ocurrió en la segunda comuna más poblada del distrito, Puerto Varas.

Lo primero que muestra el Plebiscito de Octubre 2020 sobre la ciudad es que la opción Apruebo alcanzó un 64%, que si bien es más bajo que la preferencia a nivel del distrito 25 de 71%, sigue siendo un resultado muy positivo para quienes creemos que este país debe cambiar y avanzar hacia una constitución más inclusiva.

Lo segundo, podemos comparar lo obtenido en la ciudad por la opción Rechazo, con lo obtenido por la lista de Chile Vamos en la elección de diputados y diputadas durante el 2017, un 36% en 2020 frente a un 49% en 2017. Esta baja comparativa reflejaría dos fenómenos. Por un lado, nos muestra que existiría una parte de Chile Vamos más en sintonía con los cambios necesarios para el país. Por otro, personas que no suelen votar, esta vez sí fueron a las urnas y eligieron la opción Apruebo, haciendo crecer la base de votantes y disminuyendo de paso la preponderancia de las y los votantes de Chile Vamos.

Tercero, sobre esto último, el nivel de participación creció entre 2017 y 2020 en la ciudad de Puerto Varas. Si en las últimas elecciones de diputados y diputadas votó el 48% del padrón, en el Plebiscito votó el 54%. Usando como referencia para la edad de los y las votantes el número de su mesa, vemos que la participación sólo cayó en las mesas más antiguas, pasando desde un 44% en 2017 a un 40% en 2020. Como contrapartida en las mesas más jóvenes, la participación subió de un 43% a un 57%. De hecho, en las mesas creadas con posterioridad a las elecciones de 2017, la participación alcanzó un impresionante 73%.

A la luz de estos resultados, la conclusión es clara: si queremos reflejar la diversidad presente en nuestras comunas y territorios, es necesario ir a votar, tal como lo hicieron, especialmente, esos y esas jóvenes en Octubre de 2020. 

Claudio Pareja Pineda

Magister en Planificación Comunitaria y Regional (UBC)

https://rutacomun.com