Opinión

Defensoría Penal Pública e Instituciones Santo Tomás firman convenio de apoyo interdisciplinario

El Heraldo Austral

Los ejes principales del acuerdo tienen relación con el apoyo a las familias de los imputados y a las personas que son declaradas inimputables y no tienen redes de soporte.

La Defensoría Regional de Los Lagos y las Instituciones Santo Tomás firmaron recientemente un inédito acuerdo de cooperación interinstitucional en el que a través de cuatro de sus carreras, Psicología, Derecho, Terapia Ocupacional y Servicio Social, entregarán apoyo desde sus disciplinas a las familias de los imputados y a las personas declaradas inimputables, entre otras oportunidades para los usuarios de la institución pública.

Según señaló la Defensora Regional, María Soledad Llorente, el convenio se produce después de casi 16 años de existencia de la Defensoría en la región de Los Lagos, “en que hemos podido apreciar la falta de apoyo y el abandono que padecen las personas que, sin ser él o la imputada, están cerca de estos, y por tanto terminan también soportando el peso de la imputación penal, es decir, sus hijos, cónyuges y otros familiares.”

En la ceremonia de firma del convenio, realizada en la Sede Puerto Montt, el Rector de las Instituciones Santo Tomás, Eugenio Larraín, señaló que; “firmar un convenio tan importante con la Defensoría Regional es algo relevante, un hito en el sentido de que esta entidad abra sus puertas a la academia para el apoyo de personas imputadas y su familias, en todos los problemas que se pueden generar ante las dificultades de tipo legal. Para nosotros esta vinculación con la comunidad es parte relevante de nuestro foco estratégico por tanto complementa nuestro trabajo en los próximos años”.

Ejes de trabajo

El convenio interdisciplinario, se materializará en distintos ejes; el primero de ellos tiene que ver con la posibilidad de contar con curadores ad litem para aquellos imputados inimputables que no tienen familiares que puedan apoyarlos para cumplir la tarea de representar sus derechos en el proceso. En esa misma línea, y paralelamente, el propósito es rearticular redes de soporte para estas personas.

En segundo lugar, el objetivo es trabajar con las familias de las personas que por primera vez ingresan a prisión preventiva, para acompañarlos en el proceso de conocer, entender y sobrellevar los efectos de una imputación penal. Todos estos aspectos tienen que ver con una mirada de género, es decir, potenciar y reafirmar, por ejemplo, el rol de las mujeres imputadas o cónyuges de quien enfrenta el proceso penal.

Bajo esta premisa, el estudiante de Servicio Social, Matias Naegel, señaló que él y su grupo está muy esperanzado; “es primera vez que se va a desarrollar este tipo de integración en conjunto con la Defensoría para trabajar con las personas que en este momento, probablemente, no tienen como recibir apoyo y nosotros podemos ayudar entregando una mirada integral y con un equipo multidisciplinario”, explicó.