Opinión

[OPINIÓN] "Estacionamientos y bomberos de Puerto Varas", por Pablo Hübner

El Heraldo Austral

La semana pasada el cuerpo de bomberos de Puerto Varas emite un comunicado de prensa dirigido a toda la comunidad. En este comunicado se informa que la situación financiera de bomberos en la comuna es crítica. La necesidad de mantener y renovar equipos se suma a la necesidad de integrar un aporte complementario para cambiar el carro de la zona de Nueva Braunau. El comunicado solicita el apoyo de toda la comunidad.

Hace casi un año se realizó una modificación importante en la manera en que la municipalidad apoya a bomberos. Se reemplazó una subvención de casi 50 millones anuales por la entrega a bomberos del control de los estacionamientos de Puerto Varas, negocio con una expectativa de ingreso mínimo de 100 millones anuales. Para trabajar los estacionamientos se crea una empresa independiente, con un directorio integrado por bomberos.

Parecía un buen trato y una buena idea, pero después de poco más de un año, las cosas no van tan bien. El cuerpo de bomberos de Puerto Varas informa que no ha recibido dineros por parte de la empresa creada para manejar los estacionamientos. Entre el estallido social y la pandemia, además de los costos de implementación y modernización, junto con la ausencia de experiencia para operar el servicio de cobro de estacionamientos, resulta que hay menos plata. El dinero no es suficiente, incluso, es menor a la subvención que entregaba el municipio antes del cambio de sistema de aporte municipal a bomberos.

Esto es un problema. El cambio que se realizó para apoyar a bomberos no sólo ha sido un fracaso para bomberos, sino que para toda la comunidad. Bomberos no consigue financiar de manera adecuada su actividad, clave para la seguridad de todos los vecinos, mientras la comunidad pierde hace más de un año el aporte mensual que entregaban los estacionamientos al municipio.

Los motivos del fracaso de la empresa que tiene a su cargo los estacionamientos aún no son claros, pero como sea, esta situación obliga a replantear la estrategia. Si la concesión de estacionamientos no ofrece a bomberos una realidad igual o mejor a la que tenía con la subvención anual fija, es justo plantear cómo mejorar seriamente el manejo de los estacionamientos por parte de la empresa que tiene la concesión, o bien, volver al sistema antiguo y plantear el desafío de mejor la subvención anual fija.

Lo cierto: Falla la empresa integrada por bomberos que tiene a su cargo los estacionamientos, en cuanto no consigue su propósito, por los motivos que sean, el resultado es malo. Falla la fiscalización, en cuanto pasa un año y recién ahora sabemos que bomberos no está recibiendo el dinero que estaba proyectado. Falla la transparencia de las utilidades en el uso de los estacionamientos, porque en definitiva los vecinos no tenemos idea de lo que está pasando, hasta que se publica un alarmante comunicado de prensa por parte del cuerpo de bomberos de Puerto Varas. Falla en su conjunto el proyecto de entrega de concesión de estacionamientos a bomberos, en cuanto no anticipa estas complejidades ni ofrece soluciones a la hora de los problemas.

Muchas veces más importante que los cambios normativos, es el espíritu de los cambios. Considerando que lo que se buscaba no se ha conseguido, es deber de los promotores de esta iniciativa hacer todo lo que esté a su alcance para solucionar esta grave situación lo antes posible. Los estacionamientos de Puerto Varas le pertenecen a todos los vecinos. Respeto con lo que es de todos.

Por: Pablo Hübner