Opinión

[OPINIÓN] "Niñez y adolescencia en Pandemia: El desafío de reforzar sus derechos". Por Lilian Peña Castillo, Directora Regional Sename

El Heraldo Austral

Desde el 15 de marzo de este año, tras declararse en Chile el Estado de Emergencia Sanitaria, el Servicio Nacional de Menores, en todo el país, entró en aislamiento preventivo. En nuestra región, alrededor de 345 niñas, niños y adolescentes en el sistema residencial y 15 en los centros de administración directa de Justicia Juvenil, se acogieron a un conjunto riguroso de medidas preventivas para evitar o, al menos retardar, la llegada del virus a la Red Sename.

Estas medidas significaron restricciones y control al acceso, supresión del contacto físico, como abrazos y saludos por contacto, suspensión de actividades en el exterior, como ir al colegio, salidas a eventos o actividades recreativas y culturales. Y la más compleja de aceptar y sobre llevar, la suspensión progresiva de las visitas.

De igual forma, proyectos e iniciativas planificadas con anterioridad a la crisis sanitaria, debieron adecuarse al nuevo escenario. Fue el caso del II° Concurso de Poesía y Cuento “Soñando en Palabras 2020”, cuyos plazos se modificaron y el jurado debió sesionar a distancia, por teletrabajo, incluso la ceremonia de premiación será transmitida online a todas las residencias de la región, al no poder convocar a las niñas y niños a participar de un acto masivo como en la versión 2019.

Otra iniciativa que debió adaptarse es el proyecto “SuperArte”, financiada por el Gobierno Regional y desarrollada en conjunto entre Sename, Injuv y la Universidad San Sebastián, que busca incorporar el arte terapia a los procesos de intervención con niños, niñas y adolescentes víctimas de vulneraciones, ayudándoles a resignificar experiencias traumáticas por medio de disciplinas artísticas. Una iniciativa pensada originalmente para adolescentes de toda la Red Sename, que hoy se redestinó a niñas, niños y adolescentes del sistema residencial.

Un desafío permanente ha sido la articulación intersectorial, en especial, para el reforzamiento de medidas sanitarias preventivas, la aplicación del examen PCR y la creación de protocolos y habilitación de espacios segregados para enfrentar posibles contagios al interior de residencias o centros de justicia juvenil. Acciones coordinadas con los Servicios de Salud de la Región.

De igual forma, hemos fortalecido la articulación con la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, para llevar su oferta programática a la Red Sename; con el Seremi de Justicia y DD.HH. para la gestión de iniciativas de supervisión y apoyo; con el Injuv una permanente articulación para la ejecución de talleres con los adolescentes, como podcast y otros; y con el Seremi del Deporte para incentivar la salud física de las niñas y niños que viven en Residencias, por medio de cápsulas audiovisuales que pronto estarán a su disposición.

Nos encontramos en medio de una crisis que ha exigido redoblar esfuerzos y desarrollar al máximo nuestra capacidad creativa, para afrontar una situación en donde aún no podemos decir que estamos cerca de la solución y, por lo mismo, las energías y el compromiso se deben mantener e intensificar, porque cuando se trata de nuestras niñas, niños y adolescentes, ningún esfuerzo sobra para asegurar su cuidado y la defensa de sus derechos, sobre todo mientras continuemos viviendo en tiempos de pandemia.

 

Lilian Peña Castillo, Directora Regional Sename