Opinión

[OPINIÓN] "Plan de protección a la clase media", por Ingrid Schettino Pinto. Seremi de Gobierno Región de Los Lagos

El Heraldo Austral

La clase media chilena es producto de su propio esfuerzo y merece sentirse protegida, sobre todo en estos días en que la pandemia del coronavirus ha golpeado con dureza sus fuentes de ingresos.

Es por ello que El presidente Sebastián Piñera anunció un "Plan de Protección a la Clase Media", el que tiene como finalidad ayudar a personas que se hayan quedado sin empleo durante la pandemia del coronavirus o que hayan visto una merma en sus ingresos.

Este plan especial se enmarca dentro del acuerdo alcanzado con un conjunto de fuerzas políticas, que tiene 3 pilares: la protección social, la recuperación de la economía y la responsabilidad fiscal.

El "Plan de Protección a la Clase Media” consiste en cuatro programas, cuyas medidas principales son:

  • Créditos blandos para la clase media, el cual permitirá cubrir hasta un 70% de la caída en ingresos. El tope del crédito es de $2.600.000 pesos, los cuales se desembolsarán en 4 cuotas mensuales de hasta $650.000 cada una. El crédito lo entregará la Tesorería General de la República, luego de postulación on-line que valide las caídas de las rentas de las personas. La tasa de interés del crédito será de 0% y tendrá un plazo de 4 años para pagarse, con 1 año de gracia. Se cobrará a través de retenciones de impuestos, ya sean pagos provisionales mensuales, impuestos de segunda categoría o el pago del global complementario.
  • Postergación de hasta 6 meses de dividendos hipotecarios;
  • Ampliación de subsidio de arriendo, de hasta 150 mil pesos por 3 meses;
  • Y ampliación del Crédito con Aval del Estado (CAE) para estudiantes de educación superior.

Estas medidas se suman a la Red de Protección Social que hemos tejido para enfrentar el brutal impacto económico del coronavirus, como el Ingreso Familiar de Emergencia, la Ley de Protección del Empleo, el beneficio para trabajadores independientes, y la entrega de 2,5 millones de canastas de alimentos.

La vivienda, la educación de sus hijos y la disponibilidad de recursos para necesidades inmediatas, son urgencias que deben ser cubiertas. De eso se tratan estas nuevas medidas, que el Estado apoye a las familias vulnerables y de clase media para que puedan cubrir sus obligaciones asociadas a la vivienda y la educación superior de sus hijos.

También pensamos en el futuro de los ciudadanos, con estos instrumentos que se hacen cargo del problema mediante recursos fiscales, ya que además incorporan elementos de solidaridad. ¿No es acaso esta una mejor solución? ¿No es acaso esta una forma de cuidar las pensiones futuras? Porque eso es una prioridad. Acá hay que ser responsables, tomar las medidas que sean correctas, pensando no solo en el momento actual, sino también en el mañana.

Tenemos que ser capaces de levantar la vista y preocuparnos también de proteger los empleos de los trabajadores, los ingresos de las familias, y el desarrollo de la micro, pequeña y mediana empresa en forma permanente. Este apoyo a la clase media es concreto y seguiremos adelante, trabajando día a día para proteger a todos los chilenos y chilenas en esta crisis, que tan duramente nos ha golpeado.

 

Ingrid Schettino Pinto

Seremi de Gobierno

Región de Los Lagos